Sexy Relatos

Los mejores relatos eróticos de la web, totalmente escritos por nuestros usuarios

Masoquismo

Soy ninfómana

Soy ninfómana

Envia tu propio relato erótico.


Me considero una mujer normal, sin embargo por mis gustos y las ganas inmensas de tener sexo dicen que soy insaciable, algunos me llaman “ninfómana”, no sé qué es eso pero supongo que se refieren al hecho que nunca logro quedar satisfecha sexualmente…algunas veces he tenido relaciones sexuales unas cuatro y hasta cinco veces al día y por la noche hasta tres veces más…mi ex-marido decía que esa situación no la resistía él, a pesar que era bueno para follar, eso lo comprendo ahora que he conocido tantos hombres…Uds pensarán que soy una prostituta, pero yo no me considero así, prefiero que me digan prepago, pues nunca he trabajado en bares, cantinas, casas de cita, en fin en ningún sitio de esos. Las primeras veces que me atreví a serle infiel a mi marido fue con un vecino, después con otro y así hasta que por último terminé dándole mi número de celular a quien me hacía cualquier insinuación…

Les contaré algo de mi vida para que uds juzguen…Apenas tenía 13 años recién cumplidos cuando Arturo, el padre de mis dos hijos me sacó de la casa; él tendría unos 20 y fue quien despertó la puta que había en mí, pues aunque me embarazó desde la primera vez que me desvirgó, seguimos teniendo sexo diariamente varias veces en la noche y hasta de día los fines de semana; cuando no tenía trabajo se quedaba en casa clavándome sin compasión…Arturo es de ascendencia indígena, muy flojo para trabajar pero muy bueno pa pichar.

A los catorce años, tan pronto tuve mi primer hijo, me preñó en la misma dieta y siguió dándome como a violín prestado sin que yo pusiera objeción, así resultó que mi regalo de 15 años fue mi segundo hijo, esta vez mi hija Andrea que nació el mismo día que yo cumplía mis quince.

Lo que para algunas mujeres es un castigo, para mi fue una bendición, siempre he sido delgada y en ambos partos me hicieron cesárea porque no fui capaz de parir mis hijos “normalmente”, entonces la segunda vez el médico ordenó esterilizarme para evitar nuevos embarazos y complicaciones…mi marido en ambos casos se puso muy contento, lo que no comprendí hasta mucho tiempo después cuando me explicaron que se trataba que mi cuquita seguía siendo tan pequeña y estrecha como cuando era virgen…Arturo gozaba mucho cuando hacíamos el amor, decía que lo sentía muy estrechito, como el de una quinceañera aunque hubiese tenido ya dos hijos…mis tetas aunque pequeñas talla 30 siguen paraditas y apezonadas, algo que enloquece a algunos hombres con los que he tenido sexo.

Bueno pues, sin más carreta les voy a contar cómo es un día chévere para mí. Una vez tuve un cliente que estuvo preso varios meses, me hizo pasar como su mujer para que yo le hiciera visitas conyugales…entraba a las 8:00 am y salía a las 4:00 pm; en esas ocho horas nos echábamos cuatro y hasta cinco polvos…el tipo tiene 30 años y siempre que lo visitaba se metía sus viagras y duraba enfierrao casi todo el día; era algo fenomenal, me lo hacía en todas las posturas imaginadas, algunas veces casi ni almorzábamos por estar pichando, bordoecama, misionero, perrito, sesenta y nueve, de pie, sentada sobre él, por el chiquito…algunas veces se le ocurría meterme por allí un consolador mientras me clavaba su verga en mi chimbita…oohhh de sólo acordarme me he mojado todita…-Hagamos cuenta de que otro tipo te está cogiendo por detrás –decía- mientras yo te doy por delante.

Nunca perdonaba mis mamadas y muchas veces se venía en mi boca obligándome a tragarme toda su lechada, pero así mismo yo también le pedía que me la chupara y me dejaba exhausta cuando se pegaba de mi gallito hasta hacerme venir muchas veces sin despegarse, luego me ponía en cuatro sobre la cama dándome por detrás hasta sacármela de nuevo…francamente todo un semental…pero esos domingos no terminaban para mí ahí, al llegar a casa, algo maltrecha, luego de darme un buen baño, al salir me esperaba mi hijo, un joven potro de 17 años dispuesto a clavarme con toda su virilidad ardiente y placentera…

-Mamá, ¿hacemos? ¿Hacemos el amor? –decía y agregaba- Tengo muchas ganas hoy que no has estado acá para darme de eso… Ya estaba emparolao, ansioso, listo a penetrarme…Nunca he podido negarme ante una tranca semejante…completamente desnuda, recién bañada me tiendo en su cama y abriendo mis piernas recibo mi potro que lanza en ristre se viene con toda, bombeando con frenesí…-aaahhhh ooohhhh mi bebéeeee….exclamo siempre que siento su tiesa y venuda verga tan parecida a la de su padre…alguna veces se viene pronto, otras resiste entre 15 a 20 minutos, bombeando con ahínco, tiempo suficiente para sacarme dos tres y hasta más orgasmos…rara vez pierde su fuerza viril, por lo cual lo amarro contra mi concha y sin dejar que lo saque espero que se reanime y cargue pal otro; así hasta tres polvos seguidos….Más tarde a eso de la una o dos de la madrugada, está pidiéndome nuevamente más cuquita lo que hago muy gustosa y a las cinco de la mañana, antes de levantarse para ir al colegio me da el otro polvazo con esa tranca a reventar que me lleva al otro mundo….ahhh mi bebé hermoso, mi amante prohibido, cómo lo disfruto, más que con los particulares…

Uds dirán si es que soy enferma, pero esas ganas no las puedo aguantar…los amo y las vergas son mi vida…en realidad los únicos días que no como tranca es cuando tengo la regla, pero algunas veces mi pobre hijo está tan ganoso que se masturba delante de mi, entonces se lo mamo hasta sacársela y ambos quedamos muy contentos.


El autor de este relato no ha proporcionado información de contacto. Sin embargo, siéntete libre de publicar tu comentario en el formulario de abajo.

(Visited 24,675 times, 1 visits today)

3 Comments

  1. moisesman

    La verdad es que yo no veo nada raro la situacion de la señora ya que a mi madre le pasaba lo mismo yo tenia 22 años y mi madre 38 pero era tanta la arrechera de ella que los dias o tardes que tenia libre de la universidad ella me decia mijo ahora si te voy a aprovechar y nos echabamos hasta cinco polvos pero bien echados como decia ella en diferentes poses como tambien le atendi varias fantasias con otros hombres leer relatos de moisesman

  2. mario

    Bno este relato incesto me pasa con mi primita de 7 años la verdad tiene un culito paradito y redondito sólo he logrado chuparle su cuquita y lo disfruta quiero metérsela pero mi pene es muy grande para ella pero intentaré darle x el culito ella quiere q dicen

  3. Manu

    La sociedad está muy hipócrita y critica algo super común como el incesto o gozar a algun peque. A mis 12 iba a lo de una vecina como de 40 y tantos que me chupaba y montaba un buen rato al vivir sola pues era separada y los hijos ya no vivían con ella entonces teniamos todo libre. Luego se mudó como a mis 15 y no la vi más, pero disfruté todo y le agradezco que me haya hecho conocer tan rico el sexo 🙁

Leave a Reply

WordPress Theme by WPVKP